Mujeres de Providencia impulsan negocios con el cangrejo negro

0
115 views

La migración de cangrejo negro, especie endémica para Colombia, inicia y termina normalmente en los meses de abril a julio de cada año, cuando las hembras ovadas que bajan de la montaña van y liberan sus huevos en el mar.

Este crustáceo se ha convertido en el sustento diario de 33 mujeres cabeza de familia que realizan un proyecto productivo y que con el apoyo de la Agencia de Desarrollo Rural, convirtieron su sueño en una realidad: tener su propio restaurante.

Estás mujeres, lideradas por doña Doris Cleantis Bernard, quieren mantener la tradición viva dentro de la gastronomía isleña y darla a conocer al interior del país. “El cangrejo negro es muy importante en nuestra cultura. Es una de las comidas principales en la isla y con el apoyo de la ADR ya podemos poner a funcionar nuestro restaurante y mejorar el proceso de despulpación”,aseguró la líder de la Asociación.

Para el vicepresidente de la Agencia de Desarrollo Rural, Juan Manuel Londoño, este proyecto busca fortalecer la actividad de procesamiento y transformación del cangrejo negro (Gecarcinus ruricola) mediante el equipamiento del centro de acopio. y promover de esta forma el mejoramiento de la calidad de vida de 33 familias.

“Venimos trabajando desde marzo de este año, de la mano de estas 33 luchadoras para dotar un restaurante con todos los equipos requeridos para la implementación de buenas prácticas de manufactura en la operatividad y presentación de productos, teniendo como materia prima el cangrejo negro”, sostuvo Londoño.

En este proyecto productivo, la ADR invirtió recursos por $66 millones para impulsar las buenas prácticas de producción, en aras de lograr un producto final con calidad de acuerdo a las normas ambientales y sanitarias exigidas, además de implementar tecnologías sostenibles para la captura del cangrejo.

De acuerdo con la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago de San Andrés Providencia y Santa Catalina – Coralina, el ritual de los adultos dura aproximadamente 3 meses en los cuales la hembra baja y sube 2 veces, la primera con los huevos dentro de su vientre, se humedece en el mar, sube a las montañas y luego baja nuevamente con los huevos expuestos para ser dejados en el área costera de la isla. Esto ocurre entre los sectores de Lazy Hill, Fresh Water Bay y South West Bay (zona Núcleo de la migración) en la isla de Providencia, aunque esta especie está presente en toda la isla.

Después de aproximadamente 20 días a un mes y medio, si las condiciones ambientales y climáticas lo permiten, los cangrejitos juveniles son devueltos a la costa por el oleaje, corrientes y mareas para migrar a la zona del bosque seco, quedarse allí por 3 o 4 años y bajar nuevamente como adultos-jóvenes o adultos, que vuelven e inician el mismo ciclo.

“Desde la ADR es fundamental apoyar este tipo de iniciativas económicas, pues mejoraremos el nivel de vida de estas madres cabeza de familia. Felicitamos a esta asociación de mujeres que buscan destacar la importancia del cangrejo negro. Es importante que Colombia conozca esta experiencia productiva exitosa liderado por mujeres cabeza de familia”, aseguró Juan Manuel Londoño.

SIN COMENTARIOS