“Gobierno debe asumir el 100% de los costos variables de generación de termoeléctricas”

0
837 views

MariaJosé_2014

La Cámara de Comercio de Barranquilla envió en la tarde de ayer una carta al Ministro de Minas y Energía, en donde solicita soluciones inmediatas para que no se afecten los bolsillos de los habitantes, ni de las industrias, tras el anuncio de subir los precios de la energía por el Fenómeno del Niño. Esta es la misiva firmada por María José Vengoechea, Presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio:

Señor Ministro, respetuosamente acudimos a usted para solicitarle la aplicación de soluciones inmediatas a la situación de emergencia que afronta la Región Caribe por el alza en los precios del gas, el incremento en las tarifas de la energía eléctrica, y las pérdidas millonarias que sufren las térmicas al no reconocérseles el 100 por ciento de sus costos variables de operación, lo que podría llevar a la suspensión de sus actividades.

La falta de una decisión oportuna del Gobierno Nacional para intervenir los mercados del gas y la energía eléctrica, de manera que se corrijan las distorsiones que afectan seriamente a todos los actores de la cadena de generación, comercialización y distribución, ha llevado a dichos sectores y a la industria, a un punto de no retorno en una crisis que de no superarse a muy corto plazo, tendrá un fuerte impacto en la economía regional y nacional.

Los efectos no dimensionados del Fenómeno del Niño, la falta de acuerdo con los productores de gas para la fijación de su valor en boca de pozo en los contratos de largo plazo, la presión para que el parque térmico genere aún a pérdida ante la caída de los embalses, y el desbordado aumento que se registra en los precios en bolsa de la energía disponible, configuran una serie de factores negativos imposibles de sostener por más tiempo.

Por ello es urgente, Señor Ministro, que en la fórmula mediante la cual se fijan los precios del gas en boca de pozo para los contratos de largo plazo, se le dé suficiente peso al WTI y se lleve a cero el peso del componente de la Resolución 089  de 2013 de la CREG. De esa manera se reducirían los precios del gas en la Región Caribe, siguiendo la tendencia a la baja que se registra en los mercados internacionales.

También es imperativo que el Gobierno Nacional asuma por lo menos el 100 por ciento de los costos variables de generación que están teniendo las termoeléctricas, porque las compañías no tienen capacidad para producir a pérdida tanto tiempo al tener que absorber la diferencia actual entre el precio de escasez de la energía de 302 pesos por kilovatio hora y el costo de generación con líquidos y gas, que está en mil pesos por k/h.

En esta situación no es viable simplemente aumentar el precio de escasez de la energía por la incidencia directa que ello tendría en las tarifas a los usuarios, las que ya se han incrementado en más de un 20% en lo que va del año. Pero tampoco es sostenible para las comercializadoras y distribuidoras continuar asumiendo los costos adicionales y las pérdidas derivadas de su mayor exposición a bolsa y de los altos precios del kilovatio en el mercado secundario. Es imperativo entonces, intervenir los precios del mercado eléctrico.

Bien se sabe, Señor Ministro, que el alza en las tarifas de la energía y en el precio del gas impacta fuertemente a la industria y que el peso de ésta en su estructura de costos le impedirá competir tanto en el mercado nacional como en el exterior. E igualmente que un incremento tarifario en los sectores residenciales estimula los fraudes y la falta de pago de las facturas, factores que afectan seriamente a Electricaribe y que no pueden ahondarse, menos frente a los compromisos que tiene esta compañía dentro del Plan 5 Caribe.

La situación es difícil y exige soluciones coyunturales de corto plazo, pero también decisiones de fondo que resuelvan los problemas estructurales de los mercados del gas y la energía, absolutamente interdependientes. Por ello insistimos en la necesidad de la intervención del Gobierno Nacional, en tal sentido.

Entendemos Señor Ministro que no son realidades fáciles de encarar, pero también que retrasar aún más el afrontarlas con firmeza, sabiduría y equidad, solo acentuará las consecuencias negativas que ya están generando en la Región Caribe y que tarde o temprano se extenderán al resto del País.

SIN COMENTARIOS