Estudian declarar emergencia sanitaria en Santa Marta

0
115 views

El director del Departamento Administrativo Distrital del Medio Ambiente -Dadma-, Jaime Avendaño Camacho, expresó este jueves que mientras la comunidad recibe el impacto ambiental derivado del rebosamiento de aguas residuales, paralelamente no se observan acciones de Metroagua para corregir esa situación.

El pronunciamiento lo hizo al terminar una inspección a la Estación de Bombeo de Aguas Residuales -Ebar- Norte, ubicada a un lado de la Sociedad Portuaria, a la cual solo pudo ingresar después de más de horas de espera.

WhatsApp_Image_2017-02-02_at_3.18.43_PM.jpeg

“No sabemos por qué tanto misterio para dejarnos entrar. ¿Qué era lo que querían tapar? No lo sabemos ni lo entendemos cuando fácilmente cualquiera se asoma por las paredes de la Ebar y se da cuenta enseguida del problema. De pronto lo que sí querían evitar que viéramos es que no se cuenta con los mecanismos para superar la emergencia que se registra en el sistema de alcantarillado y que no hay unos protocolos dentro de la instalación de la Ebar para atenderla”, dijo el funcionario.

Avendaño Camacho que Metroagua, pese a reiteradas solicitudes, no ha entregado al Dadma el Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos -Psmv- y con base en ello indicó: “Nosotros no sabemos si la empresa está cumpliendo con el Psmv que le aprobó Corpamag. No es que nos diga hay rebosamiento porque la planta se dañó. Lo ideal es que nos digan es cuántos manholes están generando esta situación, cuánta es la gente que se está afectando, qué está haciendo la empresa para corregir la situación, cuál es la contingencia puesta en marcha para evitar ese derramamiento de aguas residuales. Nadie ha visto un vehículo ni operarios tratando de solucionar el rebosamiento”.

“Hemos solicitado el Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos -Psmv- que es el protocolo o la hoja de ruta que se sigue cuando se presentan un rebosamiento en un manhole, cuáles son las acciones que debe emprender el operador del sistema de alcantarillado. Por oficio lo solicitamos, nos dijeron primero que estaba en revisión, luego nos dijeron que ya estaba aprobado. No obstante, no fue mostrado durante la inspección a la Ebar”, agregó el director del ente ambiental.

“Por supuesto que esta es una situación que amerita inversiones. La empresa Metroagua sigue facturando los servicios que presta. Si se necesita comprar una bomba, por qué no se ha comprado si esa es una contingencia que tu prevés, si necesitas bombas de respaldo ¿por qué no las tienes? ¿Cuál es el ejercicio de mantenimiento? Ese documento no se presentó. Solamente nos permitieron acceso como autoridad ambiental de la ciudad que somos competente ante la posible comisión de un delito ambiental generado por los diferentes impactos que se registran hoy en Santa Marta del orden ambiental y de salud que es lo agrava esta situación. La respuesta fue que trasladáramos a la sede de Metroagua para allí comprometernos a implementar las acciones necesarias”, comunicó.

WhatsApp_Image_2017-02-02_at_3.14.47_PM.jpeg

LA INSPECCIÓN:

El director del Dadma ya refiriéndose en particular a lo que se halló en la inspección dijo: “La situación es deplorable, hay un deterioro evidente en las instalaciones en lo referente a control de vectores, porque al interior de la misma hay palomas. Hay deterioro en las paredes de contención, de las bombas, las bombas no todas están funcionando, hay otras que no están funcionando en toda su capacidad y eso es lo que realmente ha originado el problema que hoy estamos viendo y evidenciando en cuanto al vertimiento de aguas negras en diversos sitios de la ciudad. La evidencia es sencilla, hay bombas de impulso que no están funcionando, por eso el rebosamiento de aguas negras. Todo el sistema debe funcionar para que no se presente eso”.

MEDIDA PREVENTIVA:

De la misma forma, el director del Dadma informó que ese organismo expidió un acto administrativo para establecer la imposición de una medida preventiva debido al rebosamiento de aguas residuales a través de los manholes y con ello solicitarle a Metroagua las inversiones y la adopción de los mecanismos y las estrategias necesarias para que en Santa Marta no se siga presentando esa situación que provoca una pésima condición de salubridad.
“El acto administrativo que hemos expedido es nuestra hoja de ruta en aras de concretar una solución de fondo. La empresa Metroagua ya fue objeto de la imposición de una multa por un rebosamiento de aguas residuales en una de las quebradas de la ciudad, sanción que se impuso en su momento por la omisión de esa compañía para evitar el impacto sobre un recurso natural que sirve para recargar el acuífero local”, añadió el funcionario.

POTENCIAL EMERGENCIA SANITARIA:

También Avendaño Camacho reportó que técnicamente se puede considerar y declarar una emergencia sanitaria en la ciudad por estos rebosamientos de aguas residuales.

“Por esas aguas residuales mucha gente tiene que transitar sin darse cuenta de que, mediante sus zapatos, introdujo vectores contaminantes en su sitio de residencia o de trabajo, lo que deteriora la calidad de vida propia y de los demás sometidos a esa circunstancia. Esa es una condición que puede llevar a la declaratoria de emergencia sanitaria”, acotó el funcionario.

SIN COMENTARIOS